El trampolín de las pymes hacia la internacionalización

Las exportaciones españolas continúan en ascenso y todos los indicios señalan que 2015 será el mejor año de España en los mercados internacionales, por las cifras de récord conseguidas en el primer semestre del año.

Las grandes marcas son las principales impulsoras de esos buenos resultados gracias a calidad de los productos, cada vez más apreciados en todo el mundo, y a sus esfuerzos para sermás competitivas.

Lo bueno es que hay margen para el crecimiento, ya que las multinacionales representan una pequeña parte del tejido empresarial español con potencial exportador. Hay que tener en cuenta que en España el 99,8% de empresas son pymes, es decir, unas 3.100.000 empresas que generan el 66% del empleo empresarial, y sólo exporta regularmente alrededor del 0,3%.

El pasado año se contabilizaron 147.731 compañías dedicadas a la exportación de bienes, según el Instituto Español de Exportaciones (ICEX), y el número de empresas exportadoras regulares llegó a 45.842 (un 11% más respecto a 2013).

Este incremento fue más significativo entre laspymes, que pasaron de 6.548 a 9.058. Es decir, 2.510 pequeñas y medianas empresas lograron vender al exterior por cuarto año consecutivo, una tendencia que se verá reforzada en los próximos años.

Una plataforma para lanzarse al mundo

Para facilitar esa transición, la Federación Nacional de Asociaciones de Consultoría, Oficinas yDespachos (FENAC) ha puesto en marcha un nuevo programa de ayuda a la internacionalizaciónde las pymes españolas denominado Push Pull. Un trampolíndesde el que las pymes pueden abordar el reto de abrir sus productos al mundo.

Para ello, FENAC ha creado un clúster compacto formado por líderes sectoriales como Acocex, Amvos, Clarke Modet&Cº, Gros Monserrat, Iberaudit Kreston, Llorente&Cuenca, RBT Consulting, TMF Group y Training Express, que trabaja para dar una respuesta global a las empresas que deciden dar el salto al exterior o consolidar su presencia en mercados extranjeros.

FENAC y sus colaboradores ayudan a las pymes queparticipen en el programa en todos los pasos necesarios para su internacionalización: encontrar financiación, localizar competencias y nichos de mercado, asesoría legal, comercial y de propiedad, comunicación e idiomas, etc.

Todo ello para que la internacionalización “no sea sólo cosa de las grandes empresas, sino también de las pymes”. Esta fue una de las principales conclusiones expuestas en la II Jornada Push Pull‘, que se celebró en Madrid bajo el título ‘Oportunidades y respuestas en la expansión internacional de tu negocio’.

Leer artículo original en…

Marca España

 

 

  Prensa

0