Pronovias logo - caso de éxito

  • Sector:
    ConsumoConsumo

Pronovias - Ponerse metas

Cuando Pronovias decidió poner en manos de Training Express la formación en idiomas de sus empleados, tenía varios objetivos en mente. Por un lado, concentrar la enseñanza en un solo proveedor; por otro, conseguir de los alumnos una mayor participación y compromiso en las clases. Dos metas que hasta ahora ha conseguido.

Coordinar las formaciones de idiomas con distintos proveedores no siempre resulta fácil para las empresas. Los métodos varían y, en muchas ocasiones, no hay un seguimiento exhaustivo de lo que realmente se hace. En el caso de Pronovias, hasta que Training Express se hizo cargo de la enseñanza de idiomas, la compañía contaba con diferentes profesores no vinculados a una única empresa. "Pero no conseguíamos tener una comunicación estándar. Y nosotros lo que buscábamos era disponer de un proveedor con quien pudiésemos unificar la comunicación. En definitiva, un gestor único con una plataforma que hiciese un análisis y una valoración equitativa conforme al marco europeo que tenemos vigente; que llevase a cabo un estudio de acuerdo con el seguimiento que obtuviese a través de los exámenes. En el pasado era difícil conocer si los recursos que la empresa estaba invirtiendo tenían algún tipo de retorno", explica Laura Marín, encargada de la formación en Pronovias.

El proyecto que acometió Pronovias implicaba un cambio de mentalidad en la propia compañía. Una idea con nombre propio y bautizado como Escuela de Idiomas, englobada dentro del macro proyecto Academia, y que ya ha dado sus primeros resultados..

"Con un total de 150 tiendas y más de 4.000 puntos de venta en todo el mundo, "poder comunicarnos con los clientes y ofrecer respuestas en distintos idiomas es fundamental",“Contamos con dos modalidades. Hay una parte presencial en la que los empleados tienen que hacer sus ejercicios en línea y preparar la clase de la semana siguiente para poder solventar dudas y problemas y realizar la parte de speaking. También, hay una modalidad virtual destinada a aquellas personas que tienen menos disponibilidad", sintetiza Laura Marín.

La mayor parte de los empleados que se forman con Training Express son cuadros técnicos de diferentes áreas: finanzas, servicio al cliente, producto, operaciones, control y canal de ventas. En total 130 personas, de las cuales al menos un centenar ha optado por las clases presenciales y el resto por las virtuales.

La importancia del aprendizaje de idiomas en una compañía como Pronovias resulta vital. Y no solo de la lengua inglesa y francesa, también del alemán e, incluso, del chino. Con un total de 150 tiendas -entre propias y franquiciadas- y más de 4.000 puntos de venta en todo el mundo, "poder comunicarnos con los clientes y ofrecer respuestas en distintos idiomas es fundamental", indica Tolo Coll, responsable de Selección, Formación y Desarrollo en Pronovias.

Para recibir clases en la Escuela de Idiomas de Pronovias los empleados pueden solicitarlo a través de la convocatoria que realiza la empresa. “El empleado completa la solicitud y la envía a Recursos Humanos, teniendo la confirmación por parte del responsable. El criterio fundamental es que necesite el idioma para su desempeño laboral", puntualiza la encargada de formación de Pronovias. Cada tres meses se realizan evaluaciones individualizadas sobre la asistencia de los alumnos. Y en función de su participación pueden continuar o no. "Además tienen que pasar dos evaluaciones en las que se consideran las actividades que realizan, el nivel de participación en la plataforma, tiempo de conectividad...” matiza Tolo Coll.

El objetivo de Pronovias, tras este primer curso de la mano de Training Express, es consolidar la Escuela de Idiomas, fomentando la participación e impulsando la modalidad online, para que los empleados puedan aprender de forma más autónoma y con mayor versatilidad.