Bershka logo

  • Sector:
    ConsumoConsumo

Cuestión de comodidad

Las plataformas online se imponen en la formación de idiomas. Comodidad, rapidez y eficacia son algunos de los valores que esgrimen las empresas que las utilizan para capacitar a sus trabajadores. Además, la combinación al unísono de clases presenciales y virtuales hace que estas plataformas se transformen en una importante herramienta de formación idiomática para las compañías.

Bershka, compañía del grupo Inditex, es una de las empresas que ha descubierto las ventajas del uso de una plataforma online para dotar a sus empleados de una formación más dinámica en lenguas extranjeras. Independientemente de que el aprendizaje se realice por medios presenciales o virtuales, en Bershka todos los alumnos están conectados a la plataforma de Training Express. "Tomamos la determinación de quitar los libros. Ahora todo el material necesario se encuentra en la plataforma: vocabulario, gramática y ejercicios", señala Erika Gómez, del departamento de formación de Bershka.

"Tomamos la determinación de quitar los libros. Ahora todo el material necesario se encuentra en la plataforma: vocabulario, gramática y ejercicios" De esta manera, según reconoce Erika, el aprendizaje se vuelve más dinámico y flexible para los empleados que siguen los cursos de idiomas. Son clases destinadas a los trabajadores encargados de la logística y el talento de la empresa: son personas que necesitan comunicarse con otros países del planeta y que deben poder desenvolverse con agilidad en inglés –hay que tener en cuenta que Bershka cuenta con alrededor de 1.000 tiendas en 68 países.

En la actualidad, de los 115 alumnos que forma Training Express en Bershka, 60 reciben clases presenciales, 30 virtuales y 15 solamente la opción online.

En función de su disponibilidad, los empleados se suman a un canal u otro. Las personas que tienen mayor movilidad suelen optar por las clases virtuales. Dependiendo de la necesidad que los alumnos tengan a la hora de usar el idioma, se pueden combinar las clases presenciales y virtuales. Se procura dar la flexibilidad que los empleados necesitan y que puedan elegir la formación que mejor se adapte a ellos y a sus horarios.

Las clases presenciales suelen ser de hora y media semanales más una hora de trabajo online. Por el contrario, las virtuales se imparten dos veces por semana y constan de 30 minutos one to one a través del teléfono o de Skype, más dos horas de preparación y seguimiento. Se trata de un proceso que consta de varias partes: el alumno primero prepara los contenidos de la plataforma por su cuenta y luego se consolidan los conocimientos y se practica con la presencia del profesor (virtual o presencial).

La colaboración entre Bershka y Training Express empezó a gestarse a finales de 2011. Comenzó primero con un proyecto piloto de formación virtual que transcurrió a lo largo de todo el 2012. La elección de recurrir a un proyecto virtual se debió a la ubicación física de la sede de Bershka, a 66 kilómetros de Barcelona que complicaba los desplazamientos.

Los resultados con Training Express fueron muy positivos e hicieron que, posteriormente, en 2013, se comenzara también con las clases presenciales y desde entonces se combinan con las virtuales. "En general los empleados prefieren asistir a las clases tradicionales, pero cada vez hay más gente que nos pide poder formarse a distancia. Es una cuestión de comodidad", confiesa Erika.