• Sector:
    SaludSalud

Medline, las ventajas de la centralización

La mayor parte de las políticas de formación de las multinacionales tienen carácter local. No suele ser habitual encontrar compañías que dispongan de unas directrices centralizadas a la hora de impartir la enseñanza de idiomas en todas y cada una de sus oficinas, independientemente de dónde se ubiquen. Y menos aún que cuenten con un único proveedor. Medline Europa es la excepción que confirma la regla con su plan de idiomas centralizado.

Tradicionalmente, en los países en donde se encuentra instalada Medline Europa, compañía especializada en la fabricación y distribución de productos médicos y quirúrgicos, la formación de idiomas era responsabilidad de cada una de las 14 oficinas con que cuenta la empresa en el viejo continente. Una decisión que, entre otras, suponía trabajar con distintos proveedores locales con arreglo a unas necesidades concretas. "En la mayoría de los países teníamos diferentes planes de formación en idiomas con más o menos éxito. Un plan centralizado y global nos permite contar con una plataforma estandarizada para todos los países", reconoce María Martínez, responsable de Recursos Humanos en Medline Iberia (España y Portugal).

La idea de homogeneizar la política formativa se ideó en el 2013, cuando en la oficina de Madrid apareció Training Express con su metodología. "Comenzamos a trabajar con la compañía a la par que lo hacíamos con otros proveedores", recuerda María. "Con la formación virtual, Training Express nos daba la posibilidad de empezar cursos en diferentes momentos, flexibilidad de hacer cambios en la manera de enfocar las clases, los profesores y la hora a la que los empleados se podían conectar. Porque cuando tienes un sistema presencial con clases cerradas o preestablecidas es más fácil que se produzcan abandonos y que el nivel de constancia sea menor", asegura.

El éxito inicial de la nueva metodología se convirtió en una propuesta en firme al resto del equipo de Recursos Humanos en otros países. La idea de María gustó. Inicialmente se llevó a cabo un pequeño proyecto piloto para probarlo en distintos países y desde hace dos años está implantado y funcionando con éxito entre los empleados .

Para María, disponer de una formación global y común a nivel internacional permite a los departamentos de Recursos Humanos tener una visión muy clara de lo que ocurre . "Gran parte de los fracasos tienen que ver con que se invierten muchos recursos para implantar un plan de formación y luego no tienes la percepción de lo que estás haciendo ni un seguimiento tan rápido como puedes efectuar en este tipo de plataformas", afirma Maria. El plan formativo de Training Express ha resuelto las necesidades globales de formación de Medline Europa.

El número de empleados que se forma con la metodología de Training Express varía cada año. La media suele ser de 200 personas, aunque ha llegado a haber hasta 300. El idioma más demandado es el inglés, pero también hay quien estudia alemán, español, italiano, holandés e incluso flamenco.

En lo que se refiere a los departamentos con más interés formativo en idiomas, el de administración se lleva la palma, por delante de todos, seguido del de ventas. Además de la formación online, Medline tiene contratada, para todos los empleados, la formación virtual - media hora de clase telefónica personal.

"Para nosotros, el retorno de la inversión más importante es que el empleado pueda utilizar o poner en práctica lo que ha aprendido"Para medir la efectividad de la formación idiomática, Medline, en colaboración con Training Express, hace al menos una o dos encuestas de evaluación entre los alumnos para recabar su opinión sobre el profesorado, temario, aprovechamiento de clases telefónicas y para poder detectar inquietudes y áreas de mejora. "Para nosotros, el retorno de la inversión más importante es que el empleado pueda utilizar o poner en práctica lo que ha aprendido", puntualiza María Martínez.

Aunque la formación virtual está dando muy buenos resultados, María se manifiesta favorablemente a combinarla con la presencial, "porque es cada vez más demandada por aquellos empleados que quieren mejorar y profundizar en el idioma". También considera importante introducir elementos y materias relacionados, de manera directa, con el sector en que se mueve la compañía y el negocio, sin dejar de lado las necesidades del empleado en su desempeño laboral.