• Sector:
    RestauraciónRestauración

Hacia el mentory lingüístico

El aprendizaje de idiomas en las multinacionales no es un asunto que preocupe sólo a los ejecutivos. En algunas compañías, como es el caso de Gate Gourmet, empresa que provee de alimentos y bebidas a las principales aerolíneas internacionales, los idiomas no distinguen escalafones ni responsabilidades.

La formación en idiomas ha sido un capítulo constante a lo largo de los años de vida de esta empresa, que cuenta en la actualidad con más de 1.100 trabajadores en España y 27.000 en todo el mundo. Su carácter multinacional y multicultural ha hecho que el inglés se convierta en la lengua franca de la compañía. De ahí el empeño y la necesidad de una mejora constante en el conocimiento de este idioma y en la búsqueda de soluciones que resuelvan las necesidades de Gate Gourmet.

La incorporación a la empresa de Sergio López, director de Recursos Humanos en España, coincidió con la elección de Training Express como nuevo proveedor de servicios de formación de idiomas. "Cuando llegué a la compañía en 2012 me encontré con un nivel de asistencia muy pobre. Tampoco se hacía un seguimiento exhaustivo de los resultados finales", recuerda Sergio.

"Principalmente ha aumentado su motivación, aprecian que la compañía se preocupa por formarles y adaptar sus conocimientos a los requerimientos que el puesto de trabajo exige" Por otra parte, el nuevo director de Recursos Humanos, consciente de lo importante que resultaba que el aprendizaje de idiomas fuese práctico, echaba en falta la incorporación de nuevas soluciones y canales de formación para diversificar la enseñanza. "Ésta fue una de las razones por las cuales decidimos cambiar de proveedor y elegir a Training Express", confiesa. Un cambio que se veía limitado por un obstáculo de carácter operativo: “al estar ubicados en la zona de seguridad del aeropuerto no se puede llegar andando ni en transporte público. Los profesores tienen que venir aquí en automóvil. Y eso, se quiera o no, resulta una limitación, aspecto que ha solucionado Training Express” .

Gracias a las aportaciones metodológicas de Training Express, la transformación operativa en la mecánica formativa ha supuesto una ganancia directa para todos los empleados que se benefician del aprendizaje de idiomas en Gate Gourmet, ya que se les está proporcionando un soporte con el que pueden consolidar el conocimiento de idiomas que tienen. "Principalmente ha aumentado su motivación, aprecian que la compañía se preocupa por formarles y adaptar sus conocimientos a los requerimientos que el puesto de trabajo exige", considera el responsable de Recursos Humanos.



Para todos los puestos




El plantel de empleados que se forma en idiomas es de lo más diverso y no se limita, como puede ocurrir en otras compañías, a los puestos de gestión. En Gate Gourmet el aprendizaje de idiomas no conoce escalafones. Lo mismo hay directivos que personal de base. "Tenemos empleados que, por una cuestión de necesidad en el puesto de trabajo o por necesidades operativas están aprendiendo inglés", explica Sergio López.

Este es el caso de algún conductor y de uno de los representantes sindicales de los trabajadores, quien a su vez es miembro del comité de empresa europeo y tiene que asistir a reuniones internacionales y manejarse con soltura en la lengua de Shakespeare.

Aunque el inglés sea el idioma más demandado dentro de Gate Gourmet en España, hay quien también se forma en español, como le ocurre al chef asiático que la compañía tiene en Barcelona. "Este es un caso muy singular, porque Singapur Airlines - dentro del contrato que tiene con nosotros - nos exigía tener un chef de cocina asiática que no fuese residente en Europa para que no estuviese influenciado por la cocina de este continente. Para integrarlo dentro del equipo, recibe clases de español".

"Hay que perder el miedo y saber que, como en cualquier aprendizaje, es preciso esforzarse" En cualquier caso, desde el propio departamento de Recursos Humanos se potencia y se anima a formarse en idioma a aquellos trabajadores que lo requieran. "Hay que perder el miedo y saber que, como en cualquier aprendizaje, es preciso esforzarse," dice con conocimiento de causa el director de Recursos Humanos de Gate Gourmet. Él mismo ha "sufrido en sus carnes" la necesidad de ir mejorando día a día en inglés para estar a la altura de su puesto. "No es lo mismo estar en un encuentro distendido que cuando te hallas en una reunión de negocio en la que tienes que discutir el plan estratégico a tres años o conciliar intereses de distintos países y defender una determinada postura. Esto te exige una rapidez mental que difícilmente tienes en un idioma que no es el tuyo si no estás preparado".

Por esta razón, una de las expectativas que Sergio López se plantea es que la enseñanza adquiera un carácter personalizado. No se trata tanto de adaptarse a una sistemática educativa como trabajar con los canales que están al alcance de la mano y cubrir las necesidades de cada alumno. Y lo ejemplifica así: "hay casos en que llegas a un nivel de inglés en el cual no es tan importante la formación como la especialización: en pronunciación, gramática, vocabulario... En un futuro, lo ideal sería poder hacer un diagnóstico sobre cómo el alumno puede evolucionar de una manera constante, amoldándose a sus necesidades. Una especie de mentory lingüístico".