¿Qué significa pensar “Outside the box”?

Pensar “outside the box” es una frase usada con mucha frecuencia en el mundo corporativo tanto en reuniones de junta como en ofertas de trabajo. Parece que todo el mundo está obsesionado con pensar “fuera de esta caja”. El problema es que mucha gente ni siquiera sabe que es esa “box” o caja, o que significa la expresión “think outside the box”.

Mientras esta frase se supone que se emplea para alentar a la gente a enfocar los problemas de manera diferente y creativa, es un concepto vago que no da instrucciones directas o el resultado deseado por lo que muchos nos quedamos “atascados” cuando nos dicen que pensemos de esta manera. Si también te pasa a ti y actualmente se te está alentando a abordar la resolución de problemas de manera más creativa en tu trabajo, lee este artículo con algunos consejos de expertos para conseguirlo.

Para empezar, necesitas identificar tu manera habitual de afrontar situaciones en el trabajo y escribirlas. ¿Cuál es tu modus operandi cuando tienes que lidiar con problemas o retos? Una vez que lo hayas escrito en papel, empezarás a ver tus patrones de comportamiento y así podrás identificar donde puedes ser más creativo para conseguir mejores resultados.

Tras esto, ¡necesitas ser más creativo! Sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo para mucha gente pero todos tenemos la capacidad de expandir nuestras mentes y disfrutar del proceso creativo. Aquí os dejamos algunas maneras de ser más creativo (o de pensar “outside the box”) en el trabajo:

  • Haz esquemas. Incluso si te da fatal dibujar, crea un mapa visual de tu proceso de solución del problema. Esto hace que la parte derecha del cerebro tome el relevo de la parte izquierda, lo que conlleva que tu creatividad prospere.
  • Trabaja al revés. En lugar de ir del punto A al B, empieza con el resultado deseado y trabaja el camino hacia atrás para llegar al punto de partida Esta es una gran técnica si estás frente a un reto del tipo “ni siquiera se por donde empezar”.
  • Deja que tus ideas fluyan. Si estás intentando generar idead para una solución, apaga tu “modo editor” y ve a por cantidad en lugar de calidad.  Escribe cualquier idea que venga a tu cabeza por disparatada que pueda sonar. Una vez que hayas acabado, revísalas todas y te sorprenderá la cantidad de tus ideas “tontas” que en realidad son bastante buenas y pueden tener la clave para encontrar tu solución.
  • Nunca deseches un problema. Diciendo “simplemente esto no se puede hacer” es una forma de pasar por el tunes sin resolver el problema en realidad.
  • Si todo lo demás falla, date una ducha. ¡Sí, has leído bien! Los profesionales creativos han jurado que este método funciona para liberar sus mentes y atraer pensamientos más creativos Quizás sea por el relajante sonido del agua o por el hecho de que estamos desnudos y “libres” en la ducha, nadie lo sabe. En cualquier caso, ¡esta es una manera divertida y fácil de intentarlo!.