La desconocida ventaja que tiene ser bilingüe para tu salud

Numerosas son las ventajas que conlleva el dominar dos idiomas o más – desde poder optar a mejores posiciones laborales, como la capacidad para desenvolverte con soltura en diferentes ámbitos culturales – pero ahora han descubierto los científicos que también tiene numerosos beneficios para nuestra salud. El último hallazgo lo encontramos en este artículo de El Confidencial.

Cataluña, Galicia o País Vasco son algunas de las comunidades donde coexisten de manera oficial dos idiomas y los currículos escolares incorporan el inglés como segunda lengua o tercera, impartiendo muchos de ellos algunas asignaturas en este idioma, como matemáticas o ciencias naturales. Pese a esto, España es uno de los países europeos con menor porcentaje de bilingües adultos, o al menos esto se desprende de un estudio que llevó a cabo Eurostat. Entre las causas, la autarquía franquista que duró 40 años, el cine doblado, nuestro cultural miedo al ridículo y todavía una flaca integración multilingüe en las aulas.

Aunque el bilingüismo entendido como la capacidad de hablar a la perfección varios idiomas y cambiar sin problema nuestro discurso de uno a otro es difícil de adquirir, y en muchos casos va parejo al hecho de estar en contacto permanente con esa lengua, es decir, residir en el país o exponerse durante años, en familia o en la escuela, lo cierto es que dominar más de un idioma tiene numerosísimas ventajas; la más prosaica, tal vez, es que abre un abanico laboral y de movilidad internacional que un monolingüe no tiene, pero, según los científicos, también beneficia a nuestra salud.

Monolingües versus plurilingüe

Un estudio realizado por investigadores de Reino Unido e India que analizó las funciones cognitivas (atención, memoria y visoespacial) de 600 pacientes que habían sufrido un derrame cerebral, concluyó que los bilingües tenían una mayor probabilidad de recuperarse que los hablantes de un solo idioma, en una proporción de 40% respecto al 20% de los monolingües.

Otra investigación resolvió en 2013 que el dominio de idiomas retrasa los efectos de la demencia en los pacientes al menos cinco años

El motivo lo explica el profesor de la universidad de Edimburgo y autor del estudio Thomas Bak: “En el momento en que un bilingüe utiliza una lengua, inactiva la otra y viceversa. Esta conexión-desconexión ofrece al cerebro un entrenamiento constante que puede actuar como uno de los factores en la recuperación de los pacientes”, explica. Los científicos también midieron otras variables: si eran fumadores, diabéticos, su edad o su presión sangüínea.

No es el único estudio que arroja resultados similares. En 2013, una investigación resolvió que los enfermos de demencia –incluyendo el alzhéimer– que eran bilingües tardaban unos cinco años más en ver deterioradas sus capacidades cognitivas, en relación al resto.

Hay muchas otras ventajas

Si bien es cierto que los expertos recomiendan exponer a los hijos a un nuevo idioma antes de los 5 años de edad, nunca es tarde para llegar a sentirse cómodo en una segunda lengua. Estas son algunas de las razones de por las que ser bilingüe, o casi, puede cambiarte la vida:

1. Mayor flexibilidad mental y atención

Las personas que han aprendido varios idiomas y pasan de uno a otro en sus conversaciones sin problema son, obviamente, mucho más habilidosas y rápidas a la hora de cambiar de una tarea a otra o realizarlas simultáneamente, además de ostentar un mayor control mental. Así lo demostró un estudio realizado en la Universidad de York en 2010 donde medían los resultados académicos de niños bilingües y descubrieron que eran mucho más veloces que sus compañeros en la comprensión y concreción de tareas mentales, además de ser capaces de concentrarse con mayor facilidad y bloquear distracciones. Los científicos plantearon la posibilidad de que esta capacidad se derivase del hecho de mantener dos idiomas separados en la mente.

Aunque en España el miedo al ridículo sea una de nuestras lacras para aprender idiomas, el dominio de varias lenguas te hace más sociable y comunicativo

2. Hachas resolviendo problemas y más comunicativos

Esta investigación dirigida por la doctora Ellen Bialystok postuló que los hablantes de varias lenguas tenían mayor capacidad para dar soluciones creativas a los problemas y superar obstáculos. “Los bilingües tienen una memoria superior de trabajo para el almacenamiento y procesamiento de la información”, recalcó Bialystok.

Obviamente, su capacidad para hablar varios idiomas los hace más comunicativos y abiertos; aunque no hace tantos años se pensase que cuando un niño aprendía dos o tres lenguas a la vez el resultado era una confusión total; como aquel chiste de Gila, que fue a aprender inglés a Londres y volvió sin conocerlo y habiendo olvidado el español.

Hablar un segundo idiomas crea puentes con el mundo y dinamita fronteras, al menos de comunicación, y posibilita uno de los mayores placeres que, junto a la buena comida y los asuntos de cama, hay en el mundo: viajar.

Si ya lo decía Henry Miller: “nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”.

 

 

Leer artículo original en El Confindencial

  Blog

0