10 factores para reconocer una escuela de idiomas 3.0

Uno de los elementos más importantes para acceder al mundo laboral con garantías de éxito es el aprendizaje de lenguas extranjeras. Para ello, muchos nos preocupamos de estudiar e ir a una academia o escuela de idiomas y aprender inglés, francés, italiano, alemán o cualquier otra lengua. Pero lo difícil es saber reconocer cuáles son los centros que mejor se adaptan a nuestras necesidades y que, además, hacen uso de las nuevas tecnologías para la enseñanza.

Según la Federación Española de Centros de Enseñanza de Idiomas (FECEI), actualmente en España hay censados aproximadamente 4.000 academias de lenguas de diferente índole y con una oferta muy diferenciada. A continuación te ofrecemos los 10 puntos a tener en cuenta a la hora de escoger una escuela de idiomas:

Especialización de los centros:

Antes eran “simplemente” escuelas de idiomas. Un centro enseñaba una lengua a sus alumnos mediante un profesor sin más particularidades. Ahora, además, algunos han evolucionado y se han especializado en un aspecto en concreto: escuelas para adultos, cursos en el extranjero, cursos de inglés en el sector de los negocios o formaciones para el sector turístico y otras necesidades específicas que pueda tener el usuario. En resumen, cada vez hay más variedad y adaptación al alumno y sus intereses.

Contenido y metodología digital

Con la evolución de las nuevas tecnologías y la implantación de la enseñanza online muchos de los centros ofrecen todo su material de forma digital y apartan los libros de texto convencionales. ¿Cuáles son las ventajas? Suele ser un contenido más actualizado, se puede obtener una corrección automática y se puede seguir la formación sin necesidad de desplazarse.

Nuevas metodologías

Una de las nuevas metodologías que se aplican cada vez más en las aulas y que podemos encontrar en academias de idiomas es la de la clase invertida, en la que el alumno prepara el contenido desde casa, lo pone en práctica en clase y se repasa posteriormente. Con esto, las clases suelen ser más amenas, el formador gana tiempo y se mejora la comunicación entre los estudiantes y el docente.

Flexibilidad

Esta característica es importante, ya que permite que los horarios se adapten a cada alumno para poder compaginar estudios con un trabajo y la vida personal y familiar. Es uno de los elementos que deben tener en cuenta los centros. Por eso, cada vez es más habitual estudiar con modalidades que ofrecen horarios abiertos y facilitan la recuperación de clases.

Enseñanza online

Muchos de los centros ofrecen ya una plataforma online sobre la que se siguen y se estudia. Con esto permiten seguir las clases y el contenido desde casa, se incluye un foro para comentar dudas con los compañeros, material de aprendizaje como vídeos y otros contenidos digitales y un medio de contacto eficiente con el profesorado.

Garantías de cobro y pagos

Cada vez más academias prescinden de cobrar las matrículas clásicas y ofrecen cuotas de varios tipos según la necesidad del estudiante. La mayoría ya aceptan el cobro por tarjeta o medios de pago online.

Buenos profesores

El principal elemento que marca si un curso es bueno o no es el/la profesor/a. Los centros están obligados a aplicar procesos de selección exigentes para garantizar la calidad de sus docentes.

Clases prácticas. Hablar, hablar y hablar.

Para aprender un nuevo idioma pocas cosas resultan más efectivas que la parte práctica. Primero, perder el miedo y participar lo máximo posible para corregir los errores y aprender mejor.

Dónde quieras

Una de las ventajas de la enseñanza online y las clases virtuales es, por una parte, no tener que desplazarte; y por otra, poder seguir el curso la hora y día que a uno le vaya bien.

Aulas adaptadas

La aparición de las TIC en el mundo de la enseñanza permite y precisa que los centros tengan y dispongan de aulas con monitores digitales, ordenadores, red wifi, equipos de audio, expositores, etc.

Aprender inglés u otros idiomas puede estar a tu alcance en centros como Training Express y disponer así de un amplio catálogo de cursos de inglés general y de negocios, adaptados a las necesidades del usuario.

 

Artículo original en El País y Emagister

0